jueves, 12 de diciembre de 2013

VAMOS A GENERAR MAL ROLLO TRALARÁ

http://elpais.com/politica/2013/12/11/actualidad/1386793932_804588.html


"España contra Cataluña".. con un par.

¿Para qué van a disimular?. Directamente me cago en tu padre y así ya la tenemos liada.

Decía un sabio que me encontré por los procelosos caminos de la vida "que para que vamos a hablarlo si podemos arreglarlo a hostias" (Victorino dixit, en una asamblea democrática se levantó y lo dijo, se los juro amigos).

En el título de ese simposium organizado por la generalitat de Cataluña se encierra todo: Uso de la estrategia de bandos para tener a la gente distraída, necesidad del enemigo común, lealtad mal entendida, reduccionismo simplificador, ..

A veces me asombro de mi perspicacia y clarividencia al ver la estrategia tan evidente y haberla sabido ordenar y presentar con humor.

Al loro con las declaraciones. Bandismo exaltador y lenguaje agitador del mas fino. Enfrentamiento y tensión como distracción.. porque si..

"La Generalitat acusa a PP y Ciutadans de querer “liquidar Cataluña”

Francesc Homs reprochó al PP “no importarle el debate académico” y recordó que Elliot “es un colaborador habitual de la Fundación FAES”. El portavoz catalán acusó al PP de “querer dar gato por liebre” y no dejó pasar la ocasión de acusar a ese partido de “reescribir las palabras de la Constitución” y ser “lo más separador que existe”. En otro momento Homs sugirió al PP “que también lleve a la fiscalía todas las declaraciones que banalizan el nazismo” y que lo equiparan con el proceso secesionista catalán. El diputado del PP Juan Milián le replicó al portavoz catalán que su intervención era un claro ejemplo del “discurso del odio”.

http://politica.elpais.com/politica/2013/12/11/actualidad/1386793699_116657.html

Y a los pocos dias vemos esto.. tenía que pasar..
http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2013/12/20/actualidad/1387531653_497320.html

jueves, 21 de noviembre de 2013

MANIPULACIONES LAS JUSTAS

Estoy harto de que traten de manipularme y mantenerme cabreado constantemente y enfrentado a alguien o con el enemigo claramente definido (o incluso de que me tachen de tibio si no me posiciono radicalmente contra algo).

Que no digo yo que no tenga importancia el tema PERO MANIPULACIÓN AL LECTOR (Al menos al que no quiere dejarse manipular) LA JUSTA:

Titular (a estas alturas de la película):
LA GUARDIA CIVIL ALERTA: ETA SE INFILTRA EN LA ESCUELA NAVARRA

... y allí en un rinconcito del texto del artículo el dato que provoca todo:


"...aproximadamente un 5% del profesorado que imparte clases en el modelo D (el modelo euskaldún que se desarrolla más en la zona norte de Navarra) cuenta con antecedentes directos por su vinculación con ETA o las organizaciones de su entorno declaradas ilegales"..

Y digo yo ¿Cuantos profesores son aproximadamente un 5%?, ¿el 4,3%?


..Y no del total de profesores en Navarra, sino un 5% (aproximadamente) de los que dan clase en una parte (el Norte) de esta Comunidad UNIPROVINCIAL (que no es que sea precisamente la provincia China de Shan-hai por población) 
.. y de esos no de todos sino de los que dan clase en el modelo D (en euskaldun)

¿De cuantos hablamos realmente? ¿de 25 personas que han estado vinculadas a la izquierda abertzale radical? ¿que esperábamos? ¿Nos sorprende?

Sin embargo es mucho más sensacionalista/alarmista simplificar y decir ETA SE INFILTRA EN LA ESCUELA.

Vete por ahí.


http://www.elmundo.es/espana/2013/11/21/528d1a930ab740620d8b4585.html?a=be3ee103aa37a2b54db9cc3c4a1730f7&t=1385028992

viernes, 8 de noviembre de 2013

DE NUEVO EL CORPORATIVISMO MAL ENTENDIDO

SI TE MUEVES NO SALES EN LA FOTO


Ahora resulta que no cabe crítica interna ni en la llamada izquierda plural

http://www.eldiario.es/politica/IU-Madrid-comentarios-contrarios-decisiones_0_194230944.html

Y como ya he hablado antes sobre el tema aunque sea pedante me autocito:

http://estrategiadebandos.blogspot.com.es/2012/06/la-lealtad-mal-entendida-el.html

http://estrategiadebandos.blogspot.com.es/2012/06/ser-miembro-de-un-grupo-no-se-puede-ser.html

SENTIDO DE ESTADO


A menudo, y más de manera reciente, oímos o leemos esta expresión que generalmente viene precedida de "falta de". Es tal el grado de repetición del mantra que el ciudadano medio no se para a pensar en su sentido. Simplemente la acepta en el entorno periodístico en que la contempla. Solo tenemos la sensación de que este elemento se puede tener o no tener por un político y atribuimos a su carencia una connotación negativa y a su posesión una positiva por contra. Pero ¿Qué es el "Sentido de estado"?

En mi opinión tiene mucho que ver con la estrategia de bandos. Tener sentido de Estado es en política lo contrario de ser bandista.

El sentido de estado sería la capacidad de un político de abstraerse de su bando y perseguir el interés general, el de todos no solo de los suyos. El del largo plazo y no solo el inmediato. Olvidarse de la necesidad obsesiva de salir reelegido, de agradar a sus votantes, de que los suyos ganen.. para centrarse en gobernar y hacer lo que se debe hacer. Más allá de intereses partidistas y clientelistas. Aunque duela. Aunque deje estupefactos a los suyos. Aunque sea contrario a las posturas personales, a lo que se esperaba de él o ella...si ello redunda en el beneficio general e incluso en el de las generaciones venideras. 

Tener "Sentido de estado" es tomar decisiones incluso contra los propios intereses.. incluso contra los personales,.. en beneficio de la comunidad.. del conjunto,..de todos. Es no entender a la sociedad como dividida en facciones sino como compañeros de viaje a los que se debe lealtad y servicio pues esa era su vocación. Es dejar al lado el beneficio, la comodidad , el egoísmo,  el beneficiar a los que me mantienen en el poder.. y actuar en favor de la ciudadanía.. o lo que es más difícil aún..del ciudadano, sea o no de mi cuerda.. sea o no votante real o potencial mío.

En esa concepción lo contrario al "Sentido de estado" que se espera de nuestros gobernantes y de las personas a las que dotamos del simbolismo del propio estado es el afán de lucro personal, el medrar aprovechándose del puesto, el poder y las influencias, el beneficiar a los míos, el intercambiar favores, el corromperse.

El "Sentido de estado" no es patrimonio de los gobernantes y no solo a ellos debe exigírseles. Nuestra aportación, la del ciudadano de a pie, debe consistir en ser exigente en ello a quienes deben tenerlo.

Por desgracia en este momento de la historia de nuestro país es "Sentido de Estado" lo que más se echa en falta. 






lunes, 14 de octubre de 2013

Hoy alguien no se ha sentido libre..

Me escribe alguien muy cercano a mí que vive en Cataluña.
Me dice que hoy no se ha sentido libre.
Me cuenta que él está de acuerdo con el fondo de la exposición acerca de los atractivos que tiene Madrid que hizo el otro día su alcaldesa (haciendo precisamente una de las cosas para las que se la paga) pero que no puede expresar esa simple idea libremente en público para evitar malentendidos.

..para evitar que los imbéciles que usan la forma para la crítica sin pararse a pensar en el fondo presuman de él lo que no es al entender con sus cortas entendederas que si defiendes una idea expresada por Ana Botella es que eres del PP.

..para evitar que los nacionalistas más ciegos y acríticos dejen de oír una idea tan simple como "el turista puede disfrutar de uno de los lugares mas característicos de España haciendo algo tan español y rentable en términos de placer como es tomarse un café en una terraza de un lugar histórico; la plaza mayor de Madrid" sin ver en ello un ataque a nada ni una ventaja para nadie,

.. Para evitar que gente que no sabe hablar inglés le incluya entre uno de los otros por no reirse de la manera más burda y cutre de una persona que no ha pronunciado bien ese idioma. Cuando además todos sabemos que los españoles nos caracterizamos precisamente por nuestro don de lenguas.

.. para evitar que le adjudiquen por conexión ideas que no tiene ni pertenencias a las que no se ha adscrito voluntariamente por la manía de que la gente tiene que ser de uno de los bandos obligatoriamente y posicionarse agresivamente en contra de los otros.

..para que en el pueblo nadie le tache de lo que no es aunque haga más de diez años que lo conozcan, se haya casado allí y tenido y educado allí a su hija (que es Catalana), y pueda seguir con su vida normal, con sus negocios, sin estar bajo sospecha de maketo no integrado.

..para que nadie extrapole lo que no ha dicho y presuma que considera que las personas que representan a España no tienen por qué hablar bien inglés.

¡¡Pero si él solo quiere decir que tomarse un café en la plaza mayor de Madrid es un buen consejo para el turista!!

¿Porque no puede decirlo y punto?

lunes, 7 de octubre de 2013

AGITADORES

Me limito a copiar y pegar un artículo de La Vanguardia. Es más que suficiente.


Periodistas e intelectuales

Rafael Nadal 

OPINIÓN
Cada día resulta más difícil el matiz, la discrepancia, la duda, la pregunta. Si alguien puede cargarse el proceso político de Catalunya y dividir la sociedad en bandos irreconciliables somos los periodistas y los intelectuales, empeñados en introducir en los medios un griterío que hasta ahora el país había evitado. A menudo, no escuchamos, no leemos, no intentamos entender; tan sólo gritamos sobre las palabras de los demás.
Cometemos una gran irresponsabilidad, porque llevábamos meses de debates apasionados, de preguntas y respuestas enormemente complejas y por ahora las únicas fracturas que habíamos visto son las que ha inventado la demagogia o las que ha encendido la soberbia intelectual de algunos comentaristas. Dirijan su mirada a los barrios y los pueblos y advertirán que la gente lleva tiempo haciéndose todas las preguntas. Y también que la ciudadanía da muestras de civismo, de tolerancia y de serenidad.
Es evidente que el soberanismo ha manifestado sus convicciones con firmeza y eficacia comunicativa, pero también lo ha hecho con mucha moderación y con una enorme contención gestual. La ausencia de incidentes –estadísticamente imposible– en las movilizaciones de centenares de miles de personas durante los días once de septiembre de 2012 y 2013, constituye una lección de civismo tan excepcional como el de la mayoría de los ciudadanos contrarios a la independencia, que han observado y discutido con respeto las manifestaciones. Por ahí, pues, el futuro es esperanzador. Catalunya está en las mejores manos.
Pero el proceso va entrando en un camino de provocaciones y algunos opinadores, lejos de ayudar a una reflexión serena y plural, se han lanzado a una deriva partidista. No me refiero a los incendiarios que insultan e incitan a la violencia física o intelectual contra los adversarios: a pesar de su peligrosidad, se trata de grupos minoritarios con una incidencia casi nula en la mayoría de los ciudadanos. Hablo de los que monopolizamos las plataformas de expresión públicas y privadas. De los que deberíamos hacer exhibición de reflexión y autocrítica, pero hemos caído en un fanatismo propio de hooligans de equipo de fútbol. En ambos bandos de la discusión.
Ahora mismo hay intelectuales independentistas que hacen listas de buenos y malos; que se ponen orejeras para mirar sólo en una dirección y no oír hablar ni de riesgos ni de problemas; que acusan de traición a los que no comulgan con su entusiasmo; que señalan como desafectos a quienes tratan de contrastar con solvencia y honestidad; que promueven exámenes de catalanidad y que reclaman el monopolio del patriotismo en base a su antigüedad militante, olvidando que el independentismo, mientras tenía un apoyo marginal, no era una alternativa como ahora que tiene apoyos amplísimos en la sociedad catalana.
En sentido contrario, muchos intelectuales contrarios a la secesión no sólo descalifican a quienes sostienen tesis diversas, sino que se burlan de ellos. Insultan y manipulan a conciencia, con el fin de atribuir al adoctrinamiento el impulso de un movimiento transversal que saben de sobra que sólo puede haber salido de las clases populares y medias, de abajo hacia arriba. ¡Cuántas veces no han intentado ellos mismos impulsar movilizaciones similares y han fracasado, precisamente porque no partían de la base social del país!
Algunos de estos intelectuales no supieron pronosticar a tiempo la eclosión del independentismo y quizás no han digerido su propio error de diagnóstico. Ahora, en vez de reconocer humildemente su fracaso, se han convertido en activistas que intentan hacer fracasar la independencia; en vez de preguntarse qué pasa y porqué, intentan demostrar que no se habían equivocado. Un ejercicio de prepotencia y de soberbia intelectual que los desacredita. No les niego el derecho –e incluso la obligación– de mojarse y ser fieles a su conciencia y a su compromiso con la sociedad. Pero se les debe exigir honestidad intelectual, respeto y que dejen de mirar al resto con pretendida superioridad moral.
Vienen tiempos más difíciles y se hará imprescindible una argumentación compleja, que los fanáticos de un bando y del otro no querrán escuchar. Las cosas no siempre serán como queremos. A veces ni la razón ni la voluntad son suficientes para cumplir los anhelos de las sociedades, aún cuando son mayoritarios. Cuando llegue este momento, tendremos que saber escuchar, valorar y reconocer a los demás, antes de decidir con convicción. Y sería bueno no disparar contra los mensajeros: todavía hay quienes se enfadan si decimos que llueve cuando ya hace rato que la lluvia descarga. ¿Pero si llueve, qué quieren que digamos? ¿Que luce el sol?
A muchos cada vez nos gusta más leer a los que no piensan como nosotros. Los diferentes. Los que argumentan en sentido contrario. Los que nos obligan a pensar, a detenernos y a dar dos vueltas a los argumentos. Los que nos generan preguntas y nos obligan a buscar respuestas. Los que hacen mejores nuestras propias reflexiones, confirmándolas o modificándolas.
Tengo el convencimiento de que los ciudadanos también dudan, quieren saber y quieren preguntar hasta la extenuación. Es nuestra responsabilidad hacerlo posible. Pero también estoy seguro de que tienen claras sus ambiciones; que decidirán informados y con convicción: sienten auténtica aversión a la falta de transparencia, pero también a las manipulaciones, a los pactos ocultos y al despotismo ilustrado que les pretende aleccionar

viernes, 27 de septiembre de 2013

Y TU MAS.


LA MAS SIMPLE DE LAS DEFENSAS, EL MAS INFANTIL DE LOS ARGUMENTOS..

"Y tú más" (pincha aquí para flipar)

Extraordinaria la carencia del más mínimo talento dialéctico que hay en este país en que el "bandismo" más cutre es la norma y la ausencia de ética (pero la sobrada falta de vergüenza) rigen las relaciones sociales y políticas.

Aquí lo más que puedes esperar en el "debate" (¿?) de ideas es la defensa numantina de "los tuyos peor", la negación de la evidencia hasta la muerte y el corporativismo más acrítico y obediente con las instancias superiores.
Me cuesta pensar en un espectáculo más patético que el que se presenta ante nuestros ojos. En este escenario en lugar de la confrontación de ideas y datos en busca de soluciones a los problemas que nos acucian, lo que se puede ver en cada telediario son maniobras dilatorias, distracciones pueriles e infantiles que no engañarían a nadie (¿o si?) y sobre todo intercambios de acusaciones mutuas para las que la mejor defensa es "¡Pues anda que tú!". Denota un alto nivel intelectual en nuestra casta dirigente. Y sobre todo pone de manifiesto cual es su verdadero interés en todo esto: no soltar el poder, salir del barco que se hunde sin daños personales, ser reelegido para seguir en el machito, mantener el círculo de influencias, llevárselo crudo hasta que le pillen.. pero no el interés general ni el bien de los ciudadanos a los que sirven (Perdón, he manchado la pantalla mientras escribía con la saliva que ha salido despedida de la carcajada).

Y que lo usen desde los escaños ya es malo y se ha convertido en regla aceptada, pero lo que es intolerable es que lo usen las más altas instituciones que se suponen consagradas a la conciliación de ideas y puntos de vista, a la consideración, al arbitraje y la moderación.

En España podemos exportar desvergüenza, que de eso estamos más que sobrados. Pero tampoco andamos mal de simpleza intelectual y de bajeza moral. Cuando lo mejor que se puede decir del argumentario político es que se basa en "Y tú más" y que la defensa de los tuyos (independientemente de lo grave que sea lo que hayan hecho en un ejercicio del más absurdo de los corporativismos) es mantra sagrado, cuando las razones de los partidos consisten no en aportar sino en defenderse de las acusaciones, cuando al ciudadano se le trata de posicionar en uno u otro bando o de distraer con manos enguantadas para no ver la bolita.. es que hemos tocado fondo en la ética política.

Y si no estás de acuerdo conmigo en esto te recuerdo que "Me rebota y en tu culo explota.. y que tú mil veces más".


lunes, 23 de septiembre de 2013

LECCIONES DE "ANTIBANDISMO" (Paradoja Randyana)

TEMA 1: SALIR DE LAS TRAMPAS DIALÉCTICAS

Los más hábiles "bandistas" usan magistralmente el lenguaje en sus espurios intereses y puercas intenciones de tenernos enfadados y enfrentados entre nosotros. En ese arte se especializan usando las más variadas herramientas dialécticas. 

Una de las construcciones argumentales más frecuentes en su discurso para rebatir una idea anteriormente presentada es la "DISTRACCIÓN DE LO ESENCIAL CENTRÁNDOSE EN LO ACCESORIO".

Si queremos mantenernos en el terreno de la verdad, la coherencia personal, la ética y la justicia tratando de no ser "bandistas" hemos de estar especialmente vigilantes a esta sutil forma de manipulación.

Me estoy refiriendo a esos casos (por desgracia tan frecuentes) en que el interlocutor (la persona con la que mantenemos una conversación, el periodista que transmite la noticia tratando de crear opinión, el político que da su versión..) no debate con nosotros una idea, no se centra en rebatir la idea misma o discutir el fondo, sino que ante la falta de argumentos sobre ella usa la estrategia de la distracción tratando de que la audiencia olvide lo importante del tema (la idea misma presentada y discutida) y el debate pase a girar en torno a aspectos accesorios.

Se ve y oye esto muy a menudo. Cuando para rebatir una idea la argumentación en contra es por ejemplo desacreditar a quien la defiende.  Sutilmente se consigue que el peso la discusión pase a a ser sobre una cuestión instrumental y adjetiva respecto a la verdaderamente importante. Cuando te quieres dar cuenta has dejado de debatir sobre la esencia y lo estás haciendo sobre aspectos colaterales. 
Los más hábiles no solo consiguen con ello distraer, sino incluso a veces desmontar el argumento de la idea inicial mediante el de la accesoria.

Para ello suelen usar argumentos de distracción como:

- Los aspectos formales al presentar la idea.

"- Hay cosas que cambiar en la Constitución.
- Para ello hay contemplado un proceso de reforma."

- Quién la defiende (qué ideas ha defendido en el pasado, a qué grupo pertenece, que otras ideas tiene él o ese grupo, -Y ya no te digo las conexiones con otros grupos por lo que el "bandista" considera afinidad-, etc.).

"- El Toro de Vega es una tradición que da vergüenza.
- ¿este no era el que pidió al Rey que abdicara?."

"- A un fenómeno como la demanda nacionalista en Cataluña hay que prestarle atención y no obviarlo visceralmente.
- Quienes lo defienden se alinean con ETA en sus intenciones."

- La crítica al ejemplo puesto concretamente.

"- La justicia no es una ciencia exacta. A veces no funciona. En mi opinión con el Juez Garzón se actuó políticamente en el caso de las escuchas a los abogados.
- .. ¿Ahora defiendes a estafadores?. Porque te recuerdo que está inhabilitado por los cursos aquellos en que aceptó dinero del Banco Santander"

El buen argumentador (bueno en el sentido ético y también técnico) ha de tratar de devolver la conversación al debate de ideas, al eje, a la esencia.. no dejándose arrastrar  por la estrategia de distracción ni por la técnica concreta usada. No cayendo en la trampa "bandista". Retornando al debate sobre la idea discutida sutilmente, sin agresividad pero con contundencia, con empatía pero con asertividad.... y no caer en la peor de las trampas .. la de sentirse incluido en el bando al que nos adjudican por defender la esencia misma de la discusión de ideas: la libertad. 

NO POR DEFENDER QUE UNA IDEA SE PUEDA DISCUTIR ES QUE ESTAMOS DE ACUERDO CON ESA IDEA.. SOLO CON EL HECHO DE QUE CABE EL DEBATE SOBRE ELLA, QUE HAY QUE ESTAR ABIERTOS, QUE NO ES DOGMÁTICA LA OPINIÓN DE NADIE NI VERDAD ABSOLUTA.

lunes, 2 de septiembre de 2013

QUE NO LO DIGO YO, QUE LO DICEN OTROS MEJORES Y MUCHO MEJOR QUE YO..

Patente de corso

Arturo Pérez-Reverte 

Conmigo, o contra mí

Un lector me preguntó el otro día por mi escepticismo político: mi falta de fe en el futuro y mi despego de esta casta parásita que nos gobierna, sólo comparable a la desconfianza que siento hacia nosotros los gobernados: sin víctimas fáciles no hay verdugos impunes. Siempre sostuve, porque así me lo dijeron de niño, que los únicos antídotos contra la estupidez y la barbarie son la educación y la cultura. Que, incluso con urnas, nunca hay democracia sin votantes cultos y lúcidos. Y que los pueblos analfabetos nunca serán libres, pues su ignorancia y su abulia política los convierten en borregos propicios a cualquier esquilador astuto, a cualquier lobo hambriento, a cualquier manipulador malvado. También en torpes animales peligrosos para sí mismos. En lamentables suicidas sociales.

Hace dos largas décadas que escribo en esta página. También, en los últimos dos años, Twitter me ha permitido acercarme a lo más caliente de nuestro modo de respirar. Y no puedo decir que sea confortable. Inquieta el lugar en que una parte de los lectores españoles se sitúan: lo airado de sus reacciones, el odio sectario, la violenta simpleza -rara vez hay argumentos serios- que a menudo llegan a un desolador extremo de estolidez, cuando no de infamia y vileza. Cualquier asunto polémico se transforma en el acto, no en debate razonado, sino en un pugilato visceral del que está ausente, no ya el rigor, sino el más elemental sentido común.

Destaca, significativa, la necesidad de encasillar. Si usted opina, por ejemplo, que a Manuel Azaña se le fue la República de las manos, no encontrará criterios serenos que comenten por qué se le fue o no se le fue, sino airadas reacciones que, tras mencionar el burdo lugar común de Hitler y Mussolini, acusarán al opinante de profranquista y antidemócrata. Y si, por poner otro ejemplo, menciona el papel que la Iglesia Católica tuvo en la represión de las libertades durante los últimos tres siglos de la historia de España, abundarán las voces calificándolo en el acto de anticatólico y progre de salón. Pondré un ejemplo personal: una vez, al ser interrogado sobre mi ideología, respondí que yo no tengo ideología porque tengo biblioteca. No pueden ustedes imaginar cómo llovieron, en el acto, las violentas acusaciones de que escurría el bulto «y no me mojaba». Y es que en España parece inconcebible que alguien no milite en algo y, en consecuencia, no odie cuanto quede fuera del territorio delimitado por ese algo. Reconocer un mérito al adversario es para nosotros impensable, como aceptar una crítica hacia algo propio. Porque se trata exactamente de eso: adversarios, bandos, sectas viscerales heredadas, asumidas sin análisis. Odios irreconciliables. Toda discrepancia te sitúa directamente en el bando enemigo. Sobre todo en materia de nacionalismos, religión o política, lo que no toleramos es la crítica, ni la independencia intelectual. O estás conmigo, o contra mí. O eres de mi gente -y mi gente es siempre la misma, como mi club de fútbol- o eres cómplice de la etiqueta que yo te ponga. Y cuanto digas queda automáticamente descalificado porque es agresión. Provocación. Crimen.
Qué fácil resulta entender, así, nuestra despiadada Guerra Civil. Si ahora no se dan delaciones y paseos por las cunetas, es sencillamente porque ya no se puede. Pero las ganas, el impulso, siguen ahí. Me pregunto muchas veces de dónde viene esa vileza, esa ansia de ver al adversario no vencido o convencido, sino exterminado. La falta de cultura no basta para explicarlo, pues otros pueblos tan incultos y maleducados como nosotros se respetan a sí mismos. Quizá esa Historia que casi nadie enseña en los colegios pueda explicarlo: ocho siglos de moros y cristianos, el peso de la Inquisición con sus delaciones y envidias, la infame calidad moral de reyes y gobernantes. Pero no estoy seguro. Esa saña que lo mismo se manifiesta en una discusión política que entre cuñados y hermanos en una cena de Navidad es tan española, tan nuestra, que me pregunto quién nos metió en la sangre su cochina simiente. Desde ese punto de vista, el español es por naturaleza un perfecto hijo de puta. Por eso necesitamos tanto lo que no tenemos: gobernantes lúcidos, sabios sin complejos que hablen a los españoles mirándonos a los ojos, sin mentir sobre nuestra naturaleza y asumiendo el coste político que eso significa. Dispuestos a decir: «Preparemos al niño español para que se defienda de sí mismo. Eduquémoslo para que conviva con el hijo de puta que siglos de reyes, obispos, mediocridad, envidia, corrupción, violencia, injusticia, 

http://www.perezreverte.com/articulo/patentes-corso/774/conmigo-o-contra-mi/

miércoles, 7 de agosto de 2013

BANDISMOS NECESARIOS

A veces hay quienes nos exigen posicionarnos frente a otros, incluso contra otros (1). Eso, que en rigor es el "bandismo" y contra lo que aborrezco como regla general, ...a veces tiene su justificación.
La campaña de MSF ataca con este agresivo lema la descompensación existente entre la reducción en gastos médicos y en medicamentos .. mientras aumenta el gasto armamentístico. Y es que, independientemente de lo conceptualmente "bandista" de la campaña... el fondo es indignante. 


(1) Recordemos que bandismo no es sinónimo de posicionamiento o coherencia. Estos valores son positivos. 
"Bandismo" tiene más que ver con ceguera si atacan a los tuyos, con defensa a ultranza de estos hagan lo que hagan, corporativismo mal entendido, exclusión del pensamiento crítico, aceptación como bueno de todo lo que venga de los de tu facción, adscripción acrítica, negación de lo malo de tu bando, exigencia de posicionamiento continuo y de demostración del mismo en tu actuar y en tus comentarios, etiqueta del otro como contrario u oponente simplemente por pensar diferente a ti, dogmatismo en las posturas, eliminación del librepensamiento, negación de la diversidad, amor ciego por la homogeneidad, etc..

martes, 9 de julio de 2013

¿LOS ESPAÑOLES SOMOS INTRÍNSECAMENTE BANDISTAS?


Alguno de los genes de los que nacemos en territorio español (o mejor dicho de padres españoles, que en esto el ius sangini pesa más que el ius soli) debe ser solo propio nuestro. 

Hay quien llama "Cainismo" a este rasgo nuestro de necesitar estar continuamente enfrentados a otro español (Pérez-Reverte dixit muy frecuentemente verbi gratia -joder que post más lleno de latinazos me está saliendo, para algo debía valer mi formación clásica y mis derechos romanos-).

Otros lo llaman "Guerracivilismo". Yo lo he denominado "Bandismo".. pero todos estos ismos son el mismo (Toma ya).

Se trata no solo de esa necesidad de tener claro nuestro enemigo ("entre los nuestros") sino también en su manifestación más curiosa, .. la de que lo único que nos una sea el enfrentamiento al enemigo común.

Los españoles (incluidos los que no quieren serlo pues este ha sido motor bandístico histórico) necesitamos por genética esa tensión de saber quien es quien y a qué bando pertenece. Considerar que si no está en el mismo es inferior o peor. Y la muestra de ello el fútbol como fenómeno en nuestro país, o el nacionalismo, o la forma que tenemos de conducir, o de concebir la política como guerra en que echar al otro, o los negocios, o las relaciones laborales, la religión como necesidad dogmática de convencer al otro.. o incluso de hacernos la guerra literalmente unos a otros.

Nota: Evidentemente esta generalización peca de bandista (paradoja randyana) pero es que la mayor parte de mis reflexiones suelen ser con "animus iocandi" ;-) 

lunes, 3 de junio de 2013

LOS TUYOS TIENEN QUE PENSAR COMO TU ¿NO?

Hay un bando al que estás vinculado "bandisticamente" de manera natural: Los tuyos (tu familia, los amigos, tu pareja, etc.). Tienen que pensar como tú (Y si no es así no lo pueden decir). Los bandistas presumen que quien tiene algún vínculo contigo de este tipo ha de pensar como tú en todo. Serán de tu misma opinión, opción política, gustos y se les podrá confundir contigo y tus planteamientos. El vínculo (sanguíneo, de afinidad, amistad, sexual..) hace que tengáis que estar de acuerdo. Esto es lo natural. 

Si los que tienen ideas distintas han de enfrentarse hay que deducir que los que se llevan bien (por ejemplo los amigos) es porque tienen las mismas ideas. “Quienes piensan distinto se enfrentan luego quienes se agrupan es porque están de acuerdo”.

Los lazos familiares, la amistad o la afinidad anulan el criterio propio. Dos personas no pueden ser afines (amigos, amantes, compañeros, pareja, socios..) si tienen puntos de vista distintos. Tener opinión propia se considera una deslealtad hacía los tuyos (una traición) -si es distinta a la de tu referente (madre, esposa, hermano, padre, etc.)-. Cuando alguien es tu amigo es por algo. Si no estuvieras de acuerdo con él en casi todo dejarías de serlo ya que piensa así. Si vais juntos es porque creéis en lo mismo. Si no fuera de su cuerda no se habría casado con él, etc. 



Esta aberración es el culmen del corporativismo mal entendido. En este caso de adjudicación a un bando, un sujeto ni siquiera tiene que manifestar una opinión. Es suficiente tener una relación personal. Se asume que por el hecho de tener vínculos familiares o afectivos estás en uno de los lados. No requiere el acto voluntario de sumarte a sus postulados aunque sea por analogía o tergiversación. La familia (el clan, los tuyos..) no permiten la disensión. Si no ¿por qué son los tuyos?, ¿qué tipo de lealtad es esa?, ¿cómo va a ser hermano de un talibán y no ser a su vez un fundamentalista radical?

El hilo argumental de “Astérix en Córcega” es la vieja enemistad entre un hombre y otro aunque ninguno sabe el origen de la animadversión entre sus familias. Al final de la historia se descubre que fue por una nimiedad entre dos ancestros de ambos cuando uno de los personajes explica como razón de peso para llevarse años sin hablar que “Los viejos dicen que el tío abuelo de Ocatarinetabelachitchix se casó con una chica del clan Talasoterapix, de la que estaba enamorado un primo lejano de un antepasado de Figatelix..

Usos falaces:

1) “Consecuencia Morgan (O “conexión con el rechazo”): Si eres su amigo es porque piensas igual. Si no es así deberías dejar de ser su amigo. Se trata de esa exigencia de elección que te pone entre la espada y la pared: “o él o yo”, “no entiendo como puede ser su amigo pensando cómo piensa”, “deberías dejar de tratarte con él, es de los otros”, etc.

2) “Vuelta de tuerca Nyemayer”: Se trata del planteamiento inverso. Si un ser querido sostiene A esperará que públicamente apoyes sus tesis (o que como mínimo no la lleves la contraria, aunque en privado puedas luego manifestar tu desacuerdo o incluso sepa que piensas distinto). No se trata de que los terceros hagan esa presunción, sino de que tu propio familiar o amigo la haga. Prueba de esto es cuando a veces decimos “Antes no te he querido llevar la contraria delante de tus amigos pero..”
           --------------------------------------------------------------------------------- 
¿Por qué hemos de entender que la familia anula al individuo?, ¿por qué la pertenencia a la unidad genética, sanguínea, cultural.. a un grupo, ha de sustituir el criterio propio?, ¿por qué hemos de admitir que nuestros principios se vean “limitados” en el entorno de los cercanos?, ¿por qué hemos de disimular nuestras ideas o temer manifestarlas por un equivocado sentido de la lealtad por encima de la libertad personal?.

La pertenencia al clan no conlleva un juramento de fidelidad por encima de los posicionamientos personales (a menos que lo hagas voluntaria y expresamente, que eres muy libre), ni una renuncia a ti mismo. Esas técnicas son mafiosas. Y la mejor prueba es que se puede querer mucho a alguien y estar en completo desacuerdo con él en algo.


viernes, 10 de mayo de 2013


SOBRE LAS FACETAS DE LA LEALTAD:
MATICES Y GRISES ENTRE LA CONFIANZA Y LA TRAICIÓN

Siempre es la mano y no el puñal. Nunca es lo que pudo haber sido.
No es porque digas la verdad. Es porque nunca me has mentido

Fito y Fitipaldis
-Antes de que cuente 10-

"Si todos los hombres pueden contar contigo,
pero ninguno demasiado"

Rudyard Kipling
Comienza el hilo con este conocido "motto" de los marines americanos por la gran relación con el tema que toca.  Contra lo que muchos piensan la traducción del famoso "Semper fidelis" no es la simpleza de siempre fieles, ni la un poco más compleja siempre leales entre nosotros, sino la más práctica de siempre fiables en el sentido de que se puede confiar en ellos.

En el ámbito de la estrategia de bandos es pertinente la relación entre lo que el otro espera de nosotros y lo que le debemos, pues no toda expectativa de lealtad es infundada ni mera presunción bandista

Así, es intrínseco al ser humano establecer lazos de confianza con otros. Eso es la amistad, el cariño, el amor, la relación contractual, el compañerismo, la camaradería.. Estos lazos se acuerdan tácitamente en muchas ocasiones por presunción (aunque en otras se hacen expresos). Cuando alguien presume que le debo ser leal hay que hacerse la siguiente reflexión: ¿me tengo que sentir responsable?, ¿he hecho yo algo que le haya llevado a pensar así (a creer que le debo lealtad a él/ella o sus posturas)?

Es interesante preguntarse:
a) QUIEN es esa persona que entiende que soy de los suyos, confía en mí por algo o espera de mí lealtad.
b) POR QUÉ lo entiende así (qué he hecho yo para que lo piense)
c) CUANTO me importa lo que espere ese alguien.

Y al contrario, cuando entiendo que alguien me debe esa relación de confianza que espero de él y espero su lealtad ¿Por qué lo espero?, ¿Qué ha hecho para que yo me crea con ese derecho?

Pienso que si las personas a través de nuestros actos, nuestro comportamiento, actitud, posicionamiento, etc. hemos hecho esperar legítimamente a alguien cierta postura o actitud por nuestra parte (hemos generado una expectativa éticamente exigible, por ejemplo con un acto expreso -una promesa-, o tácito pero claro –una adhesión pública a través de nuestra presencia en una manifestación-) el sentido personal de la obligación y la responsabilidad nos debería hacer ser coherentes y no frustrarla. Ese es el verdadero significado de la lealtad y de sentido del deber y la obligación. Si no fue así y su expectativa no se la hemos creado nosotros.. es su problema lo que espere o deje de esperar.

He tratado en este blog el concepto de lealtad desde varias ópticas (corporativismo mal entendido, lealtad a los suyos por presunción..) pero no desde el de la de la pérdida de confianza, la deslealtad o la traición. Las relaciones humanas se basan en este concepto. Es erróneo fundamentarlas en el mismo si solo se trata de una presunción, pero también es cierto que es el único agarradero sólido si se hace conforme a un acuerdo expreso o a un acto de conformidad voluntariamente manifestada de manera libre en un momento concreto. Por ello para los individuos y las sociedades son tan graves los comportamiento o actitudes que infringen este principio básico (como la estafa, el fraude, la mentira, el engaño, la traición, la apropiación indebida..). Igual que digo que no hay que sentirse obligado por la presunción de lealtad que otro pueda hacer sin fundamento, también reivindico la coherencia de la confianza en quien nos la debe y a quien se la debemos si se la hemos dado voluntariamente.

La honradez, la decencia, la honestidad, la buena fe, la calidad humana y ..en último lugar la bondad/maldad se miden por este tipo de parámetros: egoísmo, interés, confianza, respeto a la palabra,.. El mal no es solo hacer daño a alguien a drede, o mejor dicho.. hay muchas maneras de hacer daño a los demás. Traicionar la confianza que nos han depositado es una de ellas. Ser mala o buena persona no solo implica actividad "dolosa", también se puede ser malo por traición "culposa", por la "negligencia" moral de bajar nuestro auto-límite de exigencia ética o por incumplir la expectativa que le hemos generado al otro.

En días en los que se oye hablar frívolamente de coches fiables (en el sentido de que no te dejarán tirado, no te engañan, no te fallan cuando menos te lo esperas..) o más en serio sobre la confianza depositada en nuestros representantes políticos, y que se adjetiva como de traición por algunos la mentira electoral.. En tiempos en los que oímos hablar de la falta de vergüenza y de decencia de quien abusó de su cargo electo (de la confianza de sus electores y de sus representados), en momentos en los que se ha recuperado la expresión “traición” al hablar del acceso a secretos luego desvelados y de pérdida de confianza de los superiores.. no está de más revisar nuestros propios puntos de vista sobre la ética del comportamiento “debido” a otros por lo que esperan legítimamente de nosotros dado que se lo hemos hecho pensar así.

“El Scout es leal y cifra su honor en ser digno de confianza”
Si un Scout dice que hará algo puedes darlo por hecho. Si un Scout da su palabra la cumplirá cueste lo que cueste.

Baden-Powell
Escultismo para muchachos

domingo, 28 de abril de 2013

Texto encontrado en la red,.. clarificador.




En una antología de fragmentos de Galdós de la editorial Rey Lear,
titulada: *"La fe nacional y otros escritos sobre España"*, en la página
69, aparece el siguiente texto, fechado en 1912... 
"Los dos partidos que se han concordado para turnarse pacíficamente en el
Poder son dos manadas de hombres que no aspiran más que a pastar en el
presupuesto. Carecen de ideales, ningún fin elevado los mueve; no mejorarán
en lo más mínimo las condiciones de vida de esta infeliz raza, paupérrima y
analfabeta. Pasarán unos tras otros dejando todo como hoy se halla, y
llevarán a España a un estado de consunción que, de fijo, ha de acabar en
muerte. No acometerán ni el problema religioso, ni el económico, ni el
educativo; no harán más que burocracia pura, caciquismo, estéril trabajo de
recomendaciones, favores a los amigotes, legislar sin ninguna eficacia
práctica, y adelante con los farolitos... Si nada se puede esperar de las
turbas monárquicas, tampoco debemos tener fe en la grey revolucionaria
(...) No creo ni en los revolucionarios de nuevo cuño ni en los
antediluvianos (...) La España que aspira a un cambio radical y violento de
la política se está quedando, a mi entender, tan anémica como la otra. Han
de pasar años, tal vez lustros, antes de que este Régimen, atacado de
tuberculosis étnica, sea sustituido por otro que traiga nueva sangre y
nuevos focos de lumbre mental".
Ha pasado un siglo. Sobra cualquier otro comentario.



lunes, 22 de abril de 2013

jueves, 4 de abril de 2013

LOS MÍOS SON LOS MÍOS HAGAN LO QUE HAGAN
(Anulación absoluta del espíritu crítico















Descripción gráfica de "bandismo" aplicado a la escena política española.

Lo tiene todo: alusión al bipartidismo como sistema deseado por la clase política dirigente, aprovechamiento de la "tensión" y el hooliganismo de las masas, irracionalidad, falta de espíritu crítico, "disciplina de partido", sentido de pertenencia heredado, ..

El escenario soñado por los dirigentes y poderosos. La distracción del enfrentamiento entre nosotros mientras ellos están a lo suyo.

Los míos son los míos lo hagan como lo hagan y mi obligación es seguir siendo su carne de cañón aunque me decepcionen. Lo contrario es traicionar la lealtad que les debo. Si lo hacen mal será seguramente por culpa de los otros (eso dicen mis líderes y los medios de comunicación que oigo) o ellos estarán peor aún.


miércoles, 3 de abril de 2013

HOY TOCA AUTOBOMBO
EL NORTE DE CASTILLA


ABC


EL MUNDO


Y por último esta entrada en el Blog periodístico de Doc Pastor:

martes, 26 de marzo de 2013

EJEMPLO DEL FAMOSO TEOREMA DE LOPEZ DEL RIO
(Agrupamiento de ideas por bloques, paquetización o conexión hasta el absurdo)



Al final consiguen lo que pretenden con sus artimañas así que no menospreciemos estas aunque parezcan absolutamente ridículas como es el caso (El otro día asistí a un acto político en el que un hombre dijo que se iba a meter en política porque si lo que hubiera querido hubiera sido ser un antisistema violento y andar por ahí haciendo destrozos ya se habría metido en el 15-M !!! ¿Lo veis? ¿Veis como al final lo consiguen? No menospreciemos sus tácticas de enfrentamiento por absurdas que parezcan. Al final les dan resultado).



La de hoy: Como eres un activista contra los desahucios eres de izquierda radical antisistema y por tanto filoetarra.

Lo normal vamos. Lógico.









ETA = Todo el que me lleve la contraria o estorbe

Según lo ve el jueves


lunes, 25 de marzo de 2013

EL ARTE DE LOS TITULARES

Ya hablamos en una ocasión en este blog 

http://estrategiadebandos.blogspot.com.es/2012/06/sutiles-tecnicas-de-promoverlo-hoy-el.html

sobre los titulares periodísticos como terrenos especialmente abonados para ser usados por el bandismo más radical, sucintos ejercicios de tensión y generación de enfrentamiento, haikus para poner en una sola línea,en 10 palabras,  a cada uno en su sitio y fomentar el frentismo, greguerías DelaSernianas aptas de manera parece cuasimilimétrica desde su diseño y su creación original para saber quienes son de los tuyos y quienes de los otros, para ambientar con mal rollo la atmósfera.

Se añaden cada día nuevos ejemplos a la colección.


Parece que no se puede ser aséptico y objetivo. Que no se puede hacer periodismo ni política sin polarizar ni exacerbar los ánimos.

martes, 12 de marzo de 2013

FORGES TAMBIÉN CREE..

.. que ser bandista es casi consustancial a ser español..

..aunque sea entre los del mismo gremio...


incluso hay profesionales institucionales..


miércoles, 6 de marzo de 2013

QUE ES QUE AHORA RESULTA QUE HABÍA QUE SER CHAVISTA O ANTICHAVISTA..

Jodó, y yo sin enterarme. Con lo bien que se lo deben haber pasado los unos y los otros todos estos años insultándose mutuamente, falseando la realidad, manipulando a los más simples, haciendo pancartas los unos de apoyo al líder o los otros de menosprecio al pueblo, tergiversando declaraciones, haciendo titulares para vender más periódicos, insistiendo en que hablaban (ambos bandos) en nombre del pueblo y de la democracia pero sin importarles otra cosa que la ostentación del poder, buscando apoyos internacionales, haciendo el ridículo con su estrafalario culto al líder o la desvergonzada defensa de los intereses de las oligarquías, posicionando a todos a su favor o en su contra por supuestos patriotismos disfrazados de defensa de multinacionales, diciendo estupideces en defensa del ridículo sujeto o insultando al pueblo que lo había elegido, alcanzando altas cotas de dogmatismo y de frentismo entre la población de un país, eligiendo colorines para decorar un país con los tonos de unos y otros y así hacer reconocibles a los que son de los míos, aceptando por corporativismo irracional todo lo que dijeran los gurús aunque fueran las mayores barbaridades y aceptando como un todo cualquier iniciativa o línea política que emanara del chavismo o del antichavismo solo por el bando del que saliera, en paquete, no de una en una.. a pesar de que las hubiera válidas y ridículas por separado (pero si las decían los míos...)...

Con lo bien que me lo habría pasado formando parte de todo ese circo y resulta que me lo he perdido..

Menos mal que muchos de mis compatriotas, a miles de kilómetros de distancia han estado tan implicados en ello en una u otra facción y han podido disfrutarlo.



domingo, 24 de febrero de 2013

POR SUERTE NO SOLO LO PIENSO YO..
(También lo consideran así los verdaderamente grandes del pensamiento)

Extracto de la entrevista a Antonio Muñóz Molina  (Miembro de la Real Academia Española, Director del Instituto Cervantes en Nueva York..) que se publica el fin de semana pasado en "El País Semanal"

"..
P: ¿Eso se relaciona con el sectarismo?
R: Sí. En primer lugar, aquí hay, y eso me parece ya un primer síntoma grave, un peso del opinionismo mucho mayor que en otros países. Pero además, cuando alguien escribe una columna, lo hace para mostrar a los suyos que es de ellos y que está auténticamente en ese bando. Y eso se muestra de dos maneras: una, atacando al que se supone que es del bando contrario, y dos, no poniendo ninguna pega, o si acaso una pega menor, al bando al que se supone que perteneces."