martes, 30 de octubre de 2012

NO TE OLVIDES DE SER CRÍTICO
(El experimento de los monos y la escalera)
-un poco viejo pero viene a colación-

Cuenta la leyenda urbana que alguna prestigiosa universidad americana que contaba con departamento de estudio del comportamiento en su facultad de sociología hizo el siguiente experimento.

Encerró a cuatro chimpancés en una sala de manera controlada durante 24 horas al día. En el centro de la sala situó una escalera que permitía el acceso a un manojo de plátanos. Instaló un mecanismo por el cual cuando uno de los monos trataba de acceder a la escalera para llegar a la fruta se activaba una ducha fría que regaba a todos los monos presentes en la sala. De este modo los simios aprendieron que si uno intentaba alcanzar las bananas sufrían todos y empezaron a actuar "solidariamente" impidiendo el acceso a la escalera a ninguno que lo intentara.

Los científicos encargados del experimento, llegados a este punto del mismo, empezaron a sustituir a monos que ya tenían la lección "aprendida" por nuevos ejemplares, quienes, lógicamente lo primero que intentaban era subir por la escalera nada más entrar en la sala. Su actitud era de extrañeza inicialmente. No se explicaban por qué ninguno de aquellos congéneres no cogía la sabrosa pieza si estaba tan al alcance. Su sorpresa se ampliaba desagradablemente cuando al acercarse a la escalera de manera inexplicable y sin recibir ningún tipo de aviso todos les golpeaban de manera inmisericorde.

A medida que el experimento avanzaba y los monos eran sustituidos una curiosa manifestación era constatada por el equipo de control; las actitudes mas agresivas y violentas con los nuevos que iban llegando eran las de los monos que habían entrado en una segunda tanda. Es decir, aquellos que no tenían motivos para serlo pues no habían llegado a recibir las duchas frías. Los que desconocían el verdadero motivo para la agresividad.

Finalmente se llegó al culmen de la paradoja cuando ya no quedó ningún mono de los que tenían el recuerdo de las duchas frías Y SIN EMBARGO EL COMPORTAMIENTO SE REPRODUCÍA POR APRENDIZAJE. Los monos eran agresivos con quien trataba de encaramarse a la escalera SIN MOTIVO, SIN SABER POR QUÉ LO HACÍAN. Simplemente sabían que era lo que había que hacer pues se lo habían enseñado así. En aquella mini-sociedad nadie se atrevía a tratar de alcanzar los plátanos ante la amenaza de sus iguales, quienes eran agresivos sin plantearse por qué lo eran.. simplemente porque aquello era lo que se esperaba de ellos.


Conclusión: PIENSA POR TI MISMO. Nunca aceptes nada sin pasar por el tamiz de tu punto de vista, no hagas tuyo lo que otro diga simplemente. Conviértelo en tu pensamiento aportando algo de tu parte. Tu criba. Sé crítico (Hasta con lo que leas en este blog, por favor).


1 comentario:

  1. Ok, prediquemos con el ejemplo (sin acritud eh!). Al final del artículo dos faltas:
    Donde dices tu criba. Es, Tú, criba.
    Ta ha faltado un acento y una coma.
    Un abrazo, te sigo.

    ResponderEliminar