miércoles, 8 de marzo de 2017

BANDISMO DE ACTUALIDAD

No merece la pena cambiar ni una coma. Ni me atrevería.

"Yo creo que lo de Mercedes Milá y José Miguel Mulet (aka el bioquímico) es una demostración a pequeña escala de cómo funcionan fenómenos mediáticos como Trump o HazteOir. En ese programa, Mulet da una respuesta racional y sosegada al libro La enzima prodigiosa, cuyo contenido desmonta con argumentos. Milá le responde que está gordo, las redes arden, todo el mundo considera, no sin razón, que Milá es una gilipollas terminal, pero hete aquí que de lo que se habla es de su mal carácter y de su estupidez, mientras que la explicación racional y sosegada sobre un libro en concreto casi desaparece. Estamos ante el enfrentamiento de la hoolingan televisiva y el bioquímico, el mal contra el bien, lo cutre contra lo estudiado, pero del tema, que es un magufo, ni flores. Trump y HazteOir usan la misma táctica: sueltan la barbaridad y se aprovechan de la polarización, del tú contra mí, para que se esté hablando de ellos gratis por todas partes. Para Milá, Trump y HazteOir el tema es irrelevante, como lo es para el público, que sólo necesita expresar su opinión sobre el conflicto. Los titulares no son "Un bioquímico desmonta el libro de Hiromi Shinya ante las protestas de Milá", sino "Milá llama gordo a un bioquímico". Y así todo. Los cabreadores profesionales son expertos en coger las olas de la red."

Juan Soto Ivars

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada