jueves, 28 de junio de 2012

MANUAL ZEN. HOY: EL DOGMATISMO Y EL RELATIVISMO
(De la rigidez de planteamientos y la duda como actitud)

"Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros"

Groucho Marx.


La postura del ADOGMÁTICO y del LIBREPENSADOR se cimenta en tres pilares:

1- Crearte por ti mismo opinión sobre cada uno de los temas. Tener OPINIÓN PROPIA: Ser crítico. No simplemente aceptar la de otro por que sí y menos dejar que uno de los bandos te diga lo que debes pensar.

2.- EMPATÍA: Hacer siempre el esfuerzo de tratar de entender por qué el otro adopta su postura, cual son sus motivos y razones. Entrenar esta habilidad de ponerse, aunque sea por unas décimas de segundo, en la piel del otro para entender la vida desde sus ojos, con su bagaje, su génesis, sus experiencias y vivencias, su formación.. Pensar ¿en qué puede estar en lo cierto?¿qué puedo aprender de él?

"Es cómodo hablar con los que te siguen la corriente: te reafirmas en tus ideas, te sientes parte de un grupo, protegido, frente al resto de locos que se equivocan. Aprendí que dialogar con personas que te llevan la contraria es mucho más interesante. Puede resultar incómodo al principio, sobre todo si eres soberbio, como yo. Pero cuando aprendes a encajar, la cosa fluye, y las ideas entran. Cambiar de opinión parece el mayor de los pecados. Creo que tenemos instalado el chip de la intransigencia desde hace tiempo. La única manera de arrancárnoslo es mirar a la cara a la gente y decir lo que piensas con el convencimiento de que puede no ser cierto, que puedes estar diciendo o haciendo una tontería."
Alex de la Iglesia

 3.-DUDA: Humildad, escepticismo continuo hasta de uno mismo. Pensar "puede que no esté en lo cierto" o admitir que a lo mejor no se tiene toda la razón. Saber que se puede cambiar de opinión sin problema si hay motivos para ello, no ser rígido.


" Existe un gran número de personas que no tienen durante su vida más que una idea, y por lo mismo no se contradicen nunca. No pertenezco a esa clase; yo aprendo de la vida, aprendo mientras vivo, y, por lo tanto, aprendo hoy todavía. Es posible que lo que hoy es mi opinión, de aquí a un año no lo sea, o lo considere erróneo, y me diga: ¿Cómo he podido tener esa opinión antes? "
BISMARCK 
(Viñeta del Roto en el País ayer mismo)

En esta tarea son de gran ayuda:

-La curiosidad: querer saber. No ser tan orgulloso de creerse terminado y perfecto. Entenderse a uno mismo y a los demás en construcción hacia la coherencia y no acabados. Concebir que los problemas pueden tener más de una solución, no solo una respuesta.. y querer conocer otras.

-El desinterés, el desapego, el alejamiento de la forma en la que los temas me afectan personalmente en el intento de ser objetivo y crearme opiniones.

-El relativismo: aceptar que las verdades universales, válidas para todos, no existen. A lo sumo existen las verdades absolutas personales como nuestras escalas de valores o principios. Y no tienen por qué ser compartidas o exportables ni hay por que convencer de ellas a los demás.

- La tranquilidad de ánimo, la conciencia tranquila, la actitud pacífica.

miércoles, 27 de junio de 2012

PARA QUE SEPAN QUE NO ES LO MISMO..


Para que algún día pueda explicar a mis hijos que no es lo mismo ser un bandista que posicionarse. Para que entiendan que se puede ser crítico y valiente, adoptar posturas concretas y defenderlas sin caer en la trampa del bandismo y convertirse en uno de ellos ni actuar como lo hacen.


Para que puedan saber que se puede ser pacífico y tranquilo, y que precisamente por eso, por coherencia, han de apartarse de los que enemistan y generan facciones por mero interés. Y que sin embargo eso no significa ser pusilánime en la defensa de tus principios y de aquello en lo que se cree. Que no caer en la falacia de los bandistas no es idéntico que pasar de todo o no sentirse implicado. Que tan malo es considerar a alguien un enemigo sin pensar porque alguien te ha dicho que lo es, como no considerar a quien se empeña en serlo tras el análisis racional, desapasionado, crítico e inteligente que te lleve a esa conclusión.


Para que diferencien a quien de manera egoísta y partidista genera tensión sin honor en ello de quien desde la honradez y la coherencia dice lo que piensa. Que no es lo mismo el pacifismo que la no beligerancia o la pasividad social. Que no es igual el comportamiento bandista que la necesidad de que haya bandos en algunos temas que requieren a los hombres buenos hacer algo. Y de subirse al tuyo por coherencia sabiendo lo que haces y sin perder tu punto de vista propio ni tu sentido crítico.


Y sobre todo para que comprendan que aunque se repudie la actitud de los que nos quieren poner enfrentados entre nosotros en bandos opuestos, enemistados y enfadados, NO TODOS SOMOS "DE LOS NUESTROS" y a veces sí es importante que quede claro quienes son de los tuyos y quien no. Quien es, cuando lo hay de verdad, el enemigo y cuales pueden ser buenas causas para movilizarse.







martes, 26 de junio de 2012

LO DIGA QUIEN LO DIGA..

(Pensamiento patético)




"A un personaje lo definen también sus enemigos. Todo aquel que camina por la vida, que se arriesga, que se moja, que pelea, que ama, crea enemigos, deja cadáveres en la cuneta. Vivir significa elegir y tomar partido y cuando tomas partido estás en un bando. Siempre he desconfiado de los que dicen no tener enemigos: o mienten o son idiotas".  
Arturo Pérez-Reverte

¿No tienes enemigos? ¿es que jamás dijiste la verdad o jamás amaste la justicia?” 
Santiago Ramón y Cajal

"Los superhéroes lo son siempre que tengan un enemigo tan grande como ellos"

Umberto Eco. 
“El calibre de un hombre se mide por la cantidad de sus enemigos” 

Refranero popular




lunes, 25 de junio de 2012

SUTILES TÉCNICAS DE PROMOVERLO, HOY: “EL LENGUAJE BANDISTA”

Una de las maneras más disimuladas a través de las que el bandismo se ha instalado en las relaciones sociales ha sido desde el principio de los tiempos el uso del lenguaje.
Asumiendo un lenguaje de tensión (aceptando que el bandismo es normal en el uso de las palabras) se fomenta el enfrentamiento y la aceptación natural de que hemos de estar en alguno de los bandos existentes, posicionados, enfadados y beligerantemente activos.

El lenguaje es una herramienta fácilmente manipulable. Es candente y puede llegar a ser explosiva. Con el lenguaje se arenga, se encienden los corazones, se generan sentimientos. Se puede usar para insultar, insinuar, ofender, amenazar, hacer dudar, desprestigiar, extender rumores, etiquetar.. en definitiva, es una fantástica herramienta para contribuir al cabreo del personal.



Desde este punto de vista los titulares periodísticos son paradigmáticos. Condensar en unas líneas el resumen del artículo al que preceden es todo un arte. Conseguir que esas pocas palabras rezumen odio y generen tensión y enfrentamiento rozaría lo sublime si no fuera por lo fácil que es y la maldad que requiere.

El periodismo deportivo se nutre de este tipo de titulares igual que necesita el bandismo para sobrevivir. La terminología de guerra, bélica, .. aplicada al entretenimiento logra como ninguna otra la venta de periódicos y el aumento de las audiencias. Somos así de primitivos.

Pero no es el único campo en el que el lenguaje se usa de manera agresiva y se utilizan los titulares para promover esa tensión y ese cabreo continuado.


Y ya no te digo nada en política, donde se dan las muestras mas crueles e imaginativas.

El lenguaje pacífico y conciliador no vende. Hay profesionales encargados de mantener la adecuada dosis de tensión y cabreo. Suficiente para tenernos enfrentados entre nosotros. 
Como diría el detective ¿A quien le interesa que estemos así?¿Quien sale ganando?¿A quien beneficia?. Te lo piensas y luego me dices si merece la pena o no, estar en ese estado de tensión continua que algunos quieren mantener o mola mas ser feliz.

viernes, 22 de junio de 2012

NIÑOS EN MANIFESTACIONES
(o cómo lo que no vale para el otro bando sí vale para el mío)


Recojo un intercambio de posts en facebook.

Alguien pregunta:

¿Por qué para protestar hay quien utiliza a los niños y niñas en las manifestaciones? ¿No pueden hacerlo ellos solos? ¿Es que los tienen que utilizar?

Y yo contesto:

Dependerá del tipo de manifestación, digo. No me parecería bien que los mineros se llevaran a los niños a cortar carreteras, pero ¿que tiene de malo que los niños compartan con sus padres la calle para reivindicar aquello en lo que creen? Es una buena forma de irles haciendo saber que son ellos los detentadores del poder y los políticos están a su servicio, de que la calle es suya como ciudadanos, de que tienen libertad para expresar lo que piensen y en lo que crean, que ha costado mucho ganarlo. Me parece tan bien en una manifestación anti aborto y provida, como en una en defensa de los derechos sociales o contra la pena de muerte o a favor del matrimonio gay. En todos estos eventos se hace y me parece adecuado (¿o en unos si y en otros no?). Somos los padres los responsables de su educación y esto puede formar parte de ello. Lo que no me parecería bien sería que se les "usara" para hacer bulto.

El problema, de haberlo, estaría..

·     En el mensaje, no en los niños. Lo que puede no gustarme es que se les lobotomice con ideas con las que yo no estoy de acuerdo y creo perjudiciales para ellos y para la sociedad misma, pero esa es una línea tan fina..Lo que a mí me puede parecer un protoentrenamiento en ideas y prácticas erróneas, un adoctrinamiento repugnante y un alistamiento a las filas de los míos por parte de unos padres extremistas, reconozco que a otro le puede parecer natural, lógico y normal.. y he de respetarlo. Al fin y al cabo la diferencia entre la apología o el adoctrinamiento y el deber de educar es la paternidad. En los padres se presume que intentar educarles en nuestros valores no solo no es negativo sino que es nuestro deber. Y en mi opinión solo debe tener como límite los derechos humanos (y si no véase la polémica sobre la asignatura de educación para la ciudadanía).

·     En la forma. Si se enseña al chaval ideas, valores, principios .. sin fomentar la enemistad con quien defienda lo contrario estará bien.(Y en esto me remito a mi mismo a pesar de lo pedante que es esto  Padres con carnet de tómbola )

jueves, 21 de junio de 2012

AL FINAL RESULTA QUE ERA SOLO UNA CUESTIÓN DE PEREZA
(EL EJEMPLO DEL TORO DE VEGA)
Esta entrada no pretende manifestar opiniones a favor o en contra (menos la mía que me la reservo) sobre esta cuestión, sino reflexionar sobre los procesos cognitivos y de formación de la opinión.

Ante cualquier tema los seres racionales tendemos a formarnos una opinión. En esta (función, reacción, acción, actuación instintiva, esfuerzo intelectual, ejercicio de criterio y voluntad..) los humanos optamos por uno de estos sistemas:
  • a)      El costoso: Recabar información, intentar ver el asunto desde varios puntos de vista, aplicar nuestro sentido común, nuestra experiencia vital, formación y bagaje, arriesgarnos Y EMITIR NUESTRA OPINIÓN AL RESPECTO.
  • b)      El cómodo: Esperar instrucciones, repetir lo que haya dicho otro, sostener lo que me dicten que debo decir, usar el argumentario de mi bando sin pensar, asumir la postura que se espera de mi por afinidad automáticamente, obedecer la disciplina de partido.

La segunda es más fácil y nos evita tener que pensar por nosotros mismos. Al fin y al cabo si ya antes que yo alguien ha pensado sobre este tema y tiene más autoridad y prestigio, no voy a llevar la contraria ni dudar. Además eso supondría defraudar la expectativa que he generado en los míos y sería una clara deslealtad..

Hagamos una prueba:

¿Qué piensas estos días sobre esta noticia de actualidad? “El Toro de Vega de Tordesillas

Si eres de los que construyes tus puntos de vista y opiniones con el primer sistema oirás argumentos de las partes, harás el esfuerzo de entender ambas, serás objetivo, positivo (en el sentido de constructivo, de buscar una solución al tema), y sobre eso te establecerás una opinión personal al respecto y serás valiente en ella.

Si usas el segundo ahorrarás tiempo. Serás instintivo, irracional y bandista. Pensarás primero en el grupo social con el que más te identificas de los dos o con el que mas simpatizas habitualmente por afinidad en otros temas aunque no tengan nada que ver con este, o por proximidad, estética, lealtades pasadas o cercanía … y sostendras lo mismo que ellos (fíjate que en este segundo caso lo que tú pienses o tu opinión ni siquiera aparece. Puede que este sea en si mismo el sistema de formarte tu opinión, que te construyas tu opinión de esta forma y esta pase a ser la tuya. En los casos más extremos puede incluso que la tuya fuera la contraria a lo que sostienes).

Si te fijas bien la elección de uno u otro sistema de crearte tu propia opinión se da en los dos bandos casi siempre. No es propio solo de uno de ellos contra lo que cada uno de nosotros pensamos (son los otros los que piensan irracionalmente y asumen sin pensar lo que les dicen que deben decir). Hay posturas instintivas e irracionales también entre los que piensan como tú. El bandismo es en esencia irracional y puede estar en todas las posturas. La racionalidad no es patrimonio de unas u otras. La crítica al bandismo no es crítica a una de las posturas, sino a la forma de crearse opinión, sea una u otra.
ENLACE MAGISTRAL:

miércoles, 20 de junio de 2012


SER MIEMBRO DE UN GRUPO

“No se puede ser sin pertenecer”
Sartre



¿Es el hombre un ser social en esencia?¿No cabe identidad fuera de la identidad comunitaria?
Necesitamos pertenecer al grupo, somos gregarios. Se trata de un mecanismo defensivo innato inserto genéticamente en nuestra más intima naturaleza. Hacer de este hecho valoraciones (como algo positivo o negativo) es inútil. Está ahí y punto.

El bandismo no es lo mismo que el asociacionismo o la agrupación libre de personas. No es la necesidad de reunirse. Es la necesidad de tener a los demás bien agrupados y ubicar en qué bando está supuestamente cada persona con la que se relaciona. El frentismo es el paso siguiente; No solo tenerles bien localizados en cada facción, sino además promover su enfrentamiento entre si, lograr que sean opuestos, enemistarles.

Lo malo de esa tendencia natural no es la misma necesidad de agruparnos por afinidad sino los perniciosos efectos que ello a veces produce si no nos ponemos límites nosotros mismos al hacerlo (Como por ejemplo no renunciar a nuestros principios por el hecho de unirnos a unas siglas o a un colectivo).

Observa a tu alrededor el curioso fenómeno que produce la pertenencia a unos colores, un equipo, un grupo social o la afiliación a un “bando” concreto. Hay gente que deja de pensar por sí misma y de ser crítica al cabo de poco tiempo. Como por arte de magia empieza a repetir frases hechas que le dictan o que lee en los medios afines. Empieza a tener principios que vienen en lotes con otros, a aceptar como suyo lo que le dicen que debe pensar sobre los temas. Se cierra en las relaciones sociales sólo a “los suyos” con el perjudicial efecto radicalizador de la endogamia ideológica. Sus ideas se hacen predecibles y su discurso meramente repetitivo del de otros. Basta pegar la oreja a una conversación en cualquier cafetería o parada de taxis. Sobre fútbol, sobre política.. son iguales aunque cambien las personas.

Y .. , otra reflexión: ¿Podemos renunciar conscientemente a la adjudicación que se presume de nosotros a un grupo?



El mejor humor se ríe del bandismo 
(pica para ver el enlace y no te pierdas los comentarios)

lunes, 18 de junio de 2012


LA LEALTAD MAL ENTENDIDA

"Si todos los hombres pueden contar contigo,
pero ninguno demasiado"

Rudyard Kipling

El corporativismo es elemento imprescindible en la “Estrategia de bandos”. La defensa de los tuyos por encima de todo. El grupo de adscripción antes que el argumento. La expresión mas extrema de la exigencia irracional que para algunas personas supone la pertenencia a un grupo.
Esta “ética de la lealtad errónea”[1] de defender a los míos a toda costa (aun por encima de la verdad y la justicia), en que primero se comprueba si alguien es de los míos para defender lo que sostiene y luego ya se verifica si estamos de acuerdo o no con lo que sostiene, lleva a puertos absurdos (con esa base de salida era de esperar) como por ejemplo:          
  • Dar más importancia al grupo que a los principios que defiende y por los que el grupo nace y existe.
    A menudo se pertenece a un grupo o se desarrollan actitudes sociales solo por este factor, sin reflexionar en el acuerdo o desacuerdo con los principios que este defiende. O lo que es peor se actúa en contra de aquellos pero se defiende la pertenencia al grupo. Eso sucede con mucha frecuencia en mi opinión con los partidos políticos o con las cofradías y hermandades de Semana Santa, el Rocío, la mayor parte de los sacramentos de la iglesia católica (la misa, las bodas, bautizos y comuniones) y en general la esencia misma de pertenencia a la Iglesia. Grupos sociales que al evolucionar abandonaron los principios que les dieron razón de ser pero que a cambio han ganado en refuerzo del grupo de pertenencia (y han buscado otros principios mejores que defender aunque ya ni se parezcan a aquellos).
  • La postura interesada y egoísta de posicionarse en defensa numantina e irracional de tu clase, casta, gremio, oficio.. solo por un argumento defensivo: para que cuando tú lo necesites ellos te defiendan a ti. Es de lo que a veces se acusa a los jueces, médicos, políticos..
  • Posicionarse a ciegas de antemano junto a personas que no conocemos ni sabemos lo que piensan (y mucho menos si vamos a estar de acuerdo con ellas) solo por el hecho accesorio de reconocer en ellas algún elemento distintivo de pertenencia a nuestro grupo (social, clase, gremio..) en algunos casos tan definitivos como un estilo de ropa, una marca, un peinado, un vehículo (moteros, algunos dueños de coches de marca) o una forma de llevar atado el jersey sobre los hombros,..
  • Defender planteamientos absurdos, ilógicos, contradictorios, falaces, .. o directamente falsos.. solo porque los ha enunciado uno de los nuestros. Luego ya veremos si tenía o no razón o siquiera si estamos de acuerdo con ellos (o si son ciertos o justos). El colmo es cuando se defiende lo contrario de lo que se piensa por esta causa.
“A la voz de ¡A mí La Legión!, sea donde sea, acudirán todos y, con razón o sin ella, defenderán al legionario que pida auxilio”.
Credo de la Legión[2]

Por supuesto que la pertenencia al grupo y el asociacionismo tiene mucho de positivo, pero no hay que confundir esto con el corporativismo, que no tiene vertiente positiva en mi opinión. La defensa de intereses del colectivo solo tiene razón de ser en la medida en que lo es de los componentes individuales de este y no hay porque ser corporativista para ello.

Por otra parte la lealtad es otra cosa, siempre tiene doble sentido y  pone por delante los principios éticos individuales.

La expresión mas polarizada del concepto de “corporativismo” es el nacionalismo y sus exigencias axiológicas. Todo lo que supone anulación del individuo por pertenencia al grupo es negativo. El grupo existe para servir los intereses del individuo y no al contrario. La demanda de sacrificios en aras del interés común es indicio de totalitarismo. Como mínimo sospecha.


[1] Hay otras que no lo son como la de “Los míos antes que yo” o la de “tanta lealtad te debo yo a ti defendiendo lo que sostengas como tú a mí no sosteniendo idioteces para no obligarme a dejarte solo”
[2] Que como lema de refuerzo del espíritu de cuerpo para la batalla es válido pero como argumentario filosófico deja mucho que desear.

jueves, 14 de junio de 2012

PROVOCADORES, PROMOTORES DEL CABREO, FRENTISTAS PROFESIONALES, INSTIGADORES DE LA BRONCA SOCIAL, ENCARGADOS DE MANTENER LA TENSIÓN, DE PONER A UNOS A UN LADO Y A LOS OTROS ENFRENTE, ENEMISTADORES, ENCIZAÑADORES. GENTES QUE VIVEN DEL BANDISMO Y USAN LA ESTRATEGIA DE BANDOS COMO ACTITUD VITAL  
(PERSONAS QUE DEDICAN SU EXISTENCIA A PROMOVERLA)


miércoles, 13 de junio de 2012

EL ARTE DE ETIQUETAR



El bandismo es la estrategia que consiste en hacernos sentir obligados a posicionarnos en bandos, agrupándonos por intereses u opiniones. El bandista concibe siempre a esos grupos opuestos uno al otro e incluso enfrentados activamente. Para que esta teoría le funcione ha de tenernos clasificados convenientemente en categorías y compartimentos estancos.

La manifestación más doméstica e inmediata de esto son las ETIQUETAS.

Los clichés eran aquellos estereotipos en los que cuando éramos adolescentes necesitábamos incluir a todos los que nos rodeaban: pijos, punkies, heavys, etc.. Agrupaciones sociales que permitían saber en qué casilla meter a los demás para entender mas gráfica y fácilmente la pequeña sociedad en la que vivíamos.

Cuando adultos hay quien no se ha curado de esa manía. La diferencia es que ahora las presunciones y los tópicos son más interesados. Se sigue encasillando por la apariencia (las posesiones, el aspecto, el nivel social, etc.) y por las opiniones.

Etiquetar es un acto bandista por excelencia. Agrupar a la gente en categorías establecidas para entender mejor el mundo y tener más claro quién es de los tuyos.



Consiste básicamente en tres acciones tan consecutivas en la mente del bandista que parecen simultaneas: 
          a) Adjudicar a alguien en décimas de segundo a uno de los bandos (por una idea que ha expresado en alto, un gesto, una actitud, una apariencia, un comportamiento..)
         b) Presumirle de acuerdo con toda una serie de ideas o valores POR CONEXIÓN (Lote de ideas) sin que él o ella las haya verbalizado. No hace falta “Si piensa A en un tema pensará B en otro”
         c) Entender que “lógicamente” estará en contra del que no sea así (en el otro bando).

“Lee “La Razón”   luego   es de derechas   luego  está contra los de izquierdas”
“No va a misa   ergo   es ateo   ergo   es anticlerical”

Atiende al impagable enlace al respective



"Yo cuando me muera no quiero que me entierren. Quiero que me incineren y esparzan mis cenizas para hacerme uno con el cosmos............... MARICÓN"

martes, 12 de junio de 2012


PADRES A LOS QUE LES HAN DADO EL CARNET EN UNA TÓMBOLA

Que el bandismo se perpetúe depende del grado de conformismo de la sociedad y de los individuos que la formamos. Hay quien piensa que no hay nada que hacer. Que se ha instalado como regla social contra la que no cabe luchar. Eso está en relación con lo pesimista que seas y si ya te has rendido. 
Si asumimos (o incluso si potenciamos) las premisas de las que parten los bandistas en sus relaciones con los demás construiremos un mundo dividido en bandos enfrentados y lo estaremos aceptando como natural al ser humano. Y no tiene por qué ser así.

En este terreno juega un importante papel la familia como entorno de aprendizaje de los primeros valores. La impronta sobre la que cada uno de nosotros construye su carácter se va sembrando sobre todo aquí.

- Si un hijo es entrenado en el frentismo hacia el equipo contrario. Si sólo oye insultos a sus seguidores, menosprecios a sus símbolos y a todo lo que lo rodea..
- Si una hija oye en casa referirse al que opina diferente en política con términos despectivos..
- Si alguien crece rodeado de mensajes dogmáticos en lo religioso que le insisten, mientras está haciéndose una idea del mundo, en que lo importante no es ser bueno sino estar en el lado correcto..
- Si se transmite el mensaje de que la diversidad no sólo no es inevitable o incluso beneficiosa (pues no estamos acabados y aún podemos aprender mucho los unos de los otros) sino que se le hace ver que es negativa y hay que hacer todo lo posible por parar el imparable mestizaje cultural..
- Si los delincuentes siempre son extranjeros, los catalanes "polacos", los nacionalistas asesinos, los otros fachas o rojos, españolistas, maquetos, todos los vascos etarras, los musulmanes moros, los jóvenes perroflautas..
- Si la forma de relacionarse con la diferencia es negarla, evitarla, rechazarla... Y la idea que se desea proyectar de una sociedad perfecta es homogénea y formada sólo por los míos.
- Si por encima de la verdad se enseña a diferenciar y a tener claro quien son de los suyos y de quién debe huir para no mezclarse..
- Si se enseña a insultar y ofender en lugar de tratar de entender al otro y empatizar -que no es lo mismo que coincidir- aunque finalmente no le justifiques, pero creándote criterios propios desde la información y la reflexión serena...

..tenemos todo lo necesario para criar futuros bandistas.

(atención: corto cachondo pero no apto para ciertas sensibilidades)  


Este otro sin embargo es imprescindible y merece la pena verlo hasta el final leyendo cada palabra de los subtítulos.



Voces autorizadas claman contra el bandismo en las instituciones como uno de los motivos de esta crisis

sábado, 9 de junio de 2012


“Pretenden someternos al discurso de la polarización, al discurso de "quien no está con nosotros está con ellos", el discurso de "quien no nos defiende, es un traidor". No vamos a caer en tal despropósito. Ningún partido nos mueve. Ningún partido nos interesa más allá de las opciones privadas y personales de cada uno.

.. Para ustedes todo es política, y para ustedes todo significa partidismo pero, afortunadamente, fuera de esta casa aún queda mucho aire fresco y mucha luz bajo el cielo. Escuchen con el corazón lo más limpio que puedan, al margen de sus respectivos partidos, como hombres y mujeres de a pie que aún son capaces de escuchar un discurso que sale del corazón, de la reflexión, de la discusión colectiva, de la autoridad ética de nuestra posición como supervivientes del horror.

 ..Somos personas singulares, que no tenemos grandes discursos, que pensamos diferente entre nosotros -faltaría más, Señorías- que vivimos nuestro dolor de forma plural. Nosotros, Señorías, sí podemos decir que no llevamos gafas de ningún color.

..Sólo sus intereses partidistas pueden hacerles ciegos a esta realidad. Desde la autoridad moral que detentamos, la única que jamás nos podrán usurpar, les exigimos que no nos manipulen, que no nos usen.

..No tenemos siglas.
 Si esas son las únicas gafas con las que ustedes pueden ver el mundo, hagan el esfuerzo de quitárselas por un momento, de escuchar, pensar y sentir como seres humanos.”

Pilar Manjón
(Representante de la asociación 11M de víctimas del terrorismo)
 Extractos de su discurso ante la Comisión de Investigación del Parlamento


jueves, 7 de junio de 2012

La absurda necesidad de tener un enemigo claro (La teoría del "enemigo necesario")


Hay gente que es capaz de olvidar más fácilmente sus problemas si le das un nombre y una cara, unos colores, un elemento identificativo .. en el que ver reflejado a su adversario. Y así, una vez cosificado, focalizar en el mismo todas sus iras. Se acepta como lógico que algunas personas respondan al planteamiento dialéctico: Existir en la medida en que exista nuestro enemigo y tengamos claro quién es. 

Buena parte de la vida (y la economía) de los grandes clubes de fútbol responde a esta idea. Se existe en la medida que se odia al rival tradicional. Muchos grupos y colectivos se convierten en bandos a través de este instintivo mecanismo. Son algo si tienen un enemigo claro. Esta sencilla técnica de manipulación de las masas no es solo propia de entidades deportivas más o menos fanatizadoras. Por ejemplo lo usan los gobiernos para obtener cohesión social y una “meta común” con la que distraer a sus ciudadanos. Es muy triste el espectáculo que dan algunos gobernantes cuando se quedan sin un enemigo claro que ofrecer a sus votantes y vergonzosa la prisa con la que se disponen a buscar al siguiente. Se trata de una técnica usada frecuentemente por dirigentes de todo pelaje y latitudes cuando la opinión pública se les pone en contra o baja su popularidad. No es ajeno al uso de esta técnica el departamento de estado norteamericano que la utiliza de manera continua para tener apaciguada a su personal; Caso palmario ha sido el de Bin Laden, como antes lo fue el de Sadam Husein y luego el de Gadafi. Como todo el mundo sabe (lo dice Internet así que es verdad) existe un departamento de la CIA especializado en ir buscando malos por el mundo en los que focalizar las iras y simbolizar el poder del mal (Recuérdese la representación tan gráfica del enemigo en la expresión “El eje del mal”.) Bien es cierto que algunos de estos malos de opereta colaboran bastante en este juego asumiendo fantásticamente su rol. Basta picar en “Google Imágenes” las palabras “Kim Jong II”, "Ahmadinejad" o “Gadafi” para saber a qué me refiero (Aparecen junto al Doctor Infierno, Saurón, Darth Vader y los malos de James Bond).

A este juego tan sucio es al que tanto le gusta jugar a ciertos comunicadores mediáticos. Miden su éxito por  el nivel de odio y rencor inoculado por minuto. Trabajan desde la necesidad de mantener la falsa impresión de que es necesario un enemigo para existir. Para mantener viva esta idea se necesita una dosis de resentimiento en el ambiente. Hay que crear mala atmósfera exacerbando los ánimos cada poco tiempo. Son los “periodistas que odian”, como han sido llamados. Cifuentes (De “Celtas Cortos”) describió perfectamente sus maneras al hablar de “instigadores de la bronca social”.

Y si no ya me contarás a que viene esto a 8 de Junio de 2012..



Y ¿que me dices del paradigma del "bandismo"? El "hinchismo" ("Hooliganismo" en inglés) futbolero que ciega el criterio y obnubila el ánimo hasta extremos insospechados impidiendo ser justo y reconocer la verdad si la protagoniza el equipo contrario. Nada bueno puede venir de "los otros" y ganar no es suficiente sino que alegra mas que pierdan ellos. El mundo no se divide en ricos y pobres, afortunados o no, hombres o mujeres, altos o bajos.. sino en merengues y culés (o los que correspondan). Ese si es un criterio válido. Las cotas de absurdo surrealista que se alcanzan en esa carrera están entre las más absurdas logradas por el ser humano.

Y sin embargo hay otros que siguen teniendo claras las prioridades de un deporte que consiste en meter una pelota en una red.


http://www.vavel.com/es/internacional/eurocopa-2012/irlanda-2012/170480-que-cantaban-los-irlandeses-al-final-the-fields-of-athenry.html

miércoles, 6 de junio de 2012


Gente que hace del enfrentamiento entre nosotros su razón de existir.
Hay que dejar claro quien son los enemigos y estigmatizarles.
Nosotros tenemos la verdad y por tanto la superioridad moral.
Vosotros.. bueno, vosotros sois unos perroflautas.




Un momento mágico del humor y de la descripción de las más  aberrantes prácticas a las que nos lleva el "bandismo"


 - ¿Sois del “Frente Judaico Popular”? 
   - ¡Vete a la mierda!.
   - ¿Qué?.
    -  ¿”Frente Judaico Popular”?. ¡Ja!. ¡Somos el “Frente Popular de Judea”!.
    -  ¡”Frente Judaico Popular”!. ¡Ja! …. ¡Disidentes!.
    -  ¿Puedo entrar en vuestro grupo?.
    - ¡No! Fuera..
    - Yo no vendo esto por gusto. ¡Odio a los romanos como el que más!.
    - Chissssst.
    - ¿Está seguro?.
    - Claro que si. Odio a los romanos. ¡Te lo juro!.
    - El que quiera entrar en el FPJ tiene que odiarrrr de verdad a los romanos.
   - Yo los odio.
   - ¿Ah, si?, ¿Cuánto?.
   - ¡Mucho!
- ………………… Bien, admitido.
-  A los únicos que odiamos más que a los romanos es a los del “Frente del Pueblo Judaico”
  - ¡Disidentes!.
  - .. y al “Frente Popular del Pueblo Judaico”. ¡Disidentes!.
  - .. y al “Frente Popular de Judea”.
  - Si.. . ¡Disidentes!.
  - ¿Qué?.
  - ..El “Frente Popular de Judea”.. ¡Disidentes!.
  - ¡El “Frente Popular de Judea” somos nosotros!
  - ¡Ah!, creí que éramos de la “ Unión Popular”..
  - ¡Frente!.. popular.
  - ¿Qué pasó con la “Unión popular?.
  - Ahí está..
  - ………………………… ¡DISIDENTE!”

La vida de Brian” (Monty Phyton)